Quantcast
Channel: El blog de Campo (Huesca)
People Here Also Viewed:

Visitando a nuestros vecinos

0
0

 BIESCRAS - BIESCAS


Gracias a estas fotos que nos ha hecho llegar Angel Huguet, podemos contemplar el precioso paisaje que nos ofrece Biescras, con sus árboles centenarios, la iglesia románica, las pozas fluviales... La luz, el frescor, los perfumes, los ruidos, la paz, todo eso, no nos lo puede enviar, así es que se lo ha guardado para disfrutarlo con los suyos. ¡Que suerte!  Gracias. 

 











Tarde de agosto

0
0


lluviosa y con sol


Ayer, 19 de agosto, el cielo en Campo estaba encapotado, que decía el trabalenguas. Después llovió un poco, lo justo para humedecer plantas y  fachadas, y al final se descapotó y volvió a salir el sol. Un espectáculo. Gracias, Magda, por enseñárnoslo.

Fotos gentileza de Magda Blanch
 

Un sueño

0
0

 

De actualidad



Esta noche he soñado una cosa extraña, de esas que solo pasan en la imaginación.  Aquí va:

La semana pasada, me dijeron que en el local que hay al lado de casa (se ve la mitad de la puerta en la foto), en Campo, y que usamos como cuarto trastero, habían encontrado caca de ratón.  Me entró el pánico. ¿Ratones? ¡No puede ser! ¡ellos o yo! me vino a la cabeza una vez que siendo niña estaba sola en casa y me pareció oír uno. Salí corriendo al medio de la carretera y allí me planté a esperar que llegara alguien de la familia.  Pensé que era el sitio más seguro, pues los vería venir (a los ratones). Mis padres no pensaron lo mismo (respecto a la seguridad de la carretera) y me echaron una bronca.
Bueno, volviendo al sueño, decidí ir a Campo a ver cuál era el problema.  Al llegar a la altura de lo que fue el cine Cumbre, el chofer (que no se quién era) y yo nos dimos cuenta de  que algo raro pasaba. La calle San Antonio estaba llena de papeles varios, que volaban de un sitio a otro llevados por un viento de tormenta. Todo estaba sucio y a medida que avanzábamos hacia casa nos topábamos con objetos dispares que eran arrastrados de un lado a otro, provocando fuertes ruidos, que sobresaltaban. El cielo estaba poniéndose cada vez más negro y presagiaba una inminente tormenta. Con dificultad llegamos a casa, entré y, como siempre hago, subí al primer piso a mirar por la ventana. Desde allí se veía toda la calle del Ballo y el Turbón. Y, no me lo podía creer...


La calle del Ballo, que comunica a través del arco de casa con la calle San Antonio, presentaba un aspecto espectacular. En el cielo brillaba un sol estupendo sobre un azul intenso y la cantidad de gente que la ocupaba, paseaba sonriente y relajada, en plan festivo. Sonaba una música alegre y las pareja iban cogidas del brazo, mientras los niños correteaban alrededor.
Bajé corriendo a la calle y me dispuse a atravesar el arco de mi casa para ir  a la calle del Ballo y veo, para sorpresa mía, que estaba cerrado el paso. Un cartel muy cutre anunciaba "Puesto fronterizo. Control Covid". Le pregunté a un guardia con bigote que había allí:
- ¿Oiga ¿qué es esto? ¿no puedo ir a la calle el Ballo? Y, ¿quién les ha dado permiso para construir este tenderete?
- Vd. ¿qué quiere, señora? - me interrogó  a su vez el guardia, con cara de pocos amigos.
- Pues pasar a la calle el Ballo - le respondí.
- Enséñeme el pasaporte Covid - me dijo, haciéndome un gesto con la mano.
- En papel no lo llevo, pero tengo ya las dos dosis de la vacuna puestas....
- Necesito ver su pasaporte Covid... - respondió el tipo imperturbable.
- Por favor, mire Vd. lo que necesite en mi móvil, verá que ya estoy vacunada... Es que yo no se dónde está ni encuentro nada... Me lío con el teléfono... ¡Por favor! - le supliqué.
- Cuando lo tenga, vuelva. Y ahora, deje pasar, por favor, que hay gente esperando.

¡Menos mal que me he despertado!



Otra fiesta

Previous Un sueño
0
0


ENTRE AMIGOS


Hace ya algunos años  (el año pasado no, por el Covid) que participamos en la Fiesta del Coleccionismo que, con ocasión de las Fiestas de la Mercè, se celebra  en Barcelona en el pabellón Deportivo de Les Tres Xemeneies. De la buena acogida que se le ha dispensado a nuestra colección, son prueba las hueveras que cada año coleccionistas de artículos varios, expositores habituales o pertenecientes a diversas asociaciones, han tenido la amabilidad de regalarnos. De verdad, que es muy bonito encontrar personas que tienen el detalle de ofrecernos una pieza que  guardaban en su familia por un motivo especial, o  la que compraron directamente a un artesano, o la que se han tomado la molestia de pedir en un hotel para nuestra colección. Gracias a todos, de todo corazón. 


 

Palabra perdida

Previous Otra fiesta
0
0


                                   ESPERDULAIRE                                   

En Campo se llama (se llamaba, mejor dicho) esperdulaire a la persona que pierde cosas con frecuencia; vamos, que se olvida de dónde las ha dejado. Si quisiéramos utilizar un término en español que significara lo mismo, pues, que yo sepa, no lo encontraríamos. Se podría ver alguna similitud con distraído, despistado... pero no, no es exactamente lo mismo. Mucho menos acertado sería recurrir a "perdedor", o "perdedora", a no ser que se dijera "el que pierde cosas con frecuencia".  La palabra esperdulaire, de todos modos, no os molestéis en buscarla en ningún libro de aragonés, pues no la encontraréis, porque resulta que, eso sí, entre todos, la  hemos perdido. Pero existir, ha existido. 

No se si es una apreciación mía, pero pienso que en el patués, o fabla, o dialecto, en fin, en la lengua que hemos oído hablar a nuestros abuelos, se "afinaban" los términos con mucha precisión.  Cada palabra definía exactamente una situación o un estado muy determinado. Es por eso, creo yo, que aunque no hablemos la lengua de nuestros mayores, en ocasiones tenemos que recurrir a alguna de sus palabras para expresar algo concreto. Ahora, lo primero que me viene a la cabeza es "esbafau", "espingardeta", "mandián", "chupiù" ... ¡hay muchas! Las iremos recordando.

Hablando de Campo

0
0


ENTRE COLECCIONISTAS

Ayer estuvimos en la Fiesta del Coleccionismo del "Deportivo Les Tres Xemeneies" , tal como os anunciamos. Una ocasión más para hablar de la colección y de Campo. 

  



Más sobre Campo

0
0


        A la espera


Ya hace unos días que no dedico mucho tiempo a este blog, lo que quizás no os haya pasado desapercibido. Lo siento, es que el tiempo es limitado y mis energías también. Tenía ganas de confesarlo públicamente porque no me gusta decepcionar a nadie, y mucho menos a los que tenéis la amabilidad de acompañarme como seguidores del blog. Os cuento.

Estoy ultimando la preparación de los otros cuatro Cuadernos de Campo que han de completar, creo que definitivamente, esa colección. Tratarán de:

Nº. 5.- Grandes Obras y Servicios

Nº. 6.- Enfermedad, Seguridad y Política

Nº. 7.- Talento y Creatividad

Nº. 8.- Datos genealógicos

Preparar cada uno de ellos, no es que requiera gran número de horas y una documentación exhaustiva, pero ya se sabe que todo requiere una atención.

Si todo va bien, saldrán a la venta el mes de octubre. Ojalá tengan tan buena acogida como los anteriores. 

Después de terminar con ese proyecto, procuraré dedicarle más tiempo al blog... 



Tierrantona

0
0

 

Conociendo a nuestros antepasados: La tragedia familiar de los hermanos Arasanz



En esta ocasión, vamos a llegarnos hasta Tierrantona para conocer un caso curioso.  Lo publicamos hace ya un tiempo en nuestro blog Genealogía e Historias.  


Gracias a un documento titulado “Perdón de muerte”, redactado en Tierrantona en el año 1598, hemos conocido la historia que hoy vamos a contar, un drama de la vida real, que, desde luego, podría ser también el argumento de un drama escénico, pues tiene todos los ingredientes que aseguran el éxito literario y teatral: violencia, amores y otras pasiones.



Los hechos fueron los siguientes. El año 1597, un joven, llamado Jordán de Arasanz, vecino de Arasanz (Huesca), mató a su hermano Sebastián Arasanz de unas puñaladas. Hay que aclarar que eran hermanos solamente de padre. Una vez cometido el homicidio, María Torres, madre del fallecido y un sobrino suyo, Andreu de Torres, que era primo hermano del difunto, hicieron valer su derecho a pedir Justicia en calidad de familia más cercana, no para reclamar nada sino para perdonar al agresor. Así se explica en el documento original:

Eodem die et loco que nosotros María Torres y Andreu de Torres, naturales del lugar de Arro, attendientes y considerantes que por día y fiesta de Nuestra Señora de Março del año proximo passado contado del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo de mil quinientos nobenta y siete, en el lugar de Arasanz entre Jordán de Arasanz, vezino del dicho lugar de Arasanz y Sebastián Arasanz hermanos, hijos del quondan Jordán Arasanz por parte paternal y diferentes madres, ffortuyita y desgraciadamente sucedió que dicho Jordan Arasanz a lo que se tiene por cierto, tomándole un mal que le suele tomar dio dos puñaladas al dicho Sebastián Arasanz hermano, de las quales puñaladas por haber accertado a dárselas en parte desgraciada murió, aunque el dicho Jordán Arasanz luego dello, arrepentido del casso hizo juntar los mejores barberos que pudo para curarlo y quiso Dios que no aprobechó”.

Aunque esta declaración contiene mucha información, también nos deja muchas incógnitas. ¿Qué “mal” debía ser el que solía dar a Jordán Arasanz? ¿debía ser una esquizofrenia? ¿o fue, simplemente, un ataque de celos? Pensamos que Jordán debía ser el hijo mayor del matrimonio legítimo de su padre y quizás no soportaba muy bien encontrarse cara a cara con Sebastián, el hijo que su padre había tenido con una mujer que no era su esposa. Porque el hecho de que la víctima fuera hijo ilegítimo, queda bien claro en el documento:

Y assí, atendida dicha desgracia y que para poderlo pedir por Justicia no hay parte más legítima que:
- la de mi, dicha María de Torres, por quanto el dicho quondam Sebastián Arazanz que murió de dichas heridas que desgraciadamente le dió el dicho su hermano, (era) hijo mío carnal y lo hubo de mi el dicho quondam Jordán Arasanz, padre de los dichos ermanos ex damnatu coytu
- y la de mi, dicho Andreu de Torres por quanto el dicho condan Sebastián Arasanz que murió fortuytamente de dichas eridas era primo ermano mío carnal, porque la dicha María de Torrres y mi padre eran ermanos”.


El documento que comentamos se completó con la inclusión del perdón propiamente dicho:

Por tanto, nosotros dos, María y Andreu de Torres, de grado y de nuestras ciertas sciencias juntos y de por sí en todos aquellas mejores vías, modo, forma y manera que de fuero y derecho canónico hazerlo podemos y debemos, satisfechos bien de la desgrazia y acordándonos de nuestro próximo y de lo que Dios Nuestro Señor por su santísima boca nos dixo de que no habemos de bolber mal por mal sino bien por mal, perdonamos de la muerte al dicho Jordán Arasanz y renunciamos todo el derecho e instancia y actión que sobre él podíamos por causa haber...”.

En definitiva, se trata de una fórmula muy civilizada de resarcirse de los daños sufridos a través de una indemnización, aunque ésta sólo se menciona de una manera implícita (“satisfechos bien de la desgrazia”). Probablemente, el objetivo de esta costumbre era poner fin lo más rápidamente posible a las consecuencias de un acto violento, que podía ser traumático no sólo para la familia de la víctima, sino para toda la reducida comunidad de vecinos donde los hechos se producían. Con esta idea de evitar que se viera implicado todo el entorno social, se procuraba aislar y silenciar la tragedia ocurrida y no solamente se buscaba el perdón para el que había hecho el daño, sino que se prometía mantener “paz final, silencio y callamiento perpetuo por ciento y un año y días más”.
.
(Respetamos la ortografía del texto original, que va en cursiva).

Microestudio

Previous Tierrantona
0
0

 Para muestra, basta un botón


Para hacer un pequeño estudio de la población de Campo, he tomado información de 11  personas. Este grupo está formado por mujeres nacidas en Campo en 1946 y 1947  Como no se puede dar publicidad a los datos personales de contemporáneos, las voy, o mejor dicho, nos vamos a numerar (porque también me incluyo yo) del 1 al 11, y no daré nombres. 

El objetivo de este trabajo es saber hasta que punto existen lazos de parentesco en un núcleo poblacional tan reducido como el nuestro, además de alguna que otra curiosidad. Como no he podido completar las secuencias genealógicas de mis compañeras y tengo muchas lagunas en la identificación de sus antepasados, los resultados que ofrezco son aproximativos, aunque espero que no del todo inútiles.  Estos son algunos de los resultados: 

.Progenitores:

- 7 de las personas estudiadas (1, 2, 3, 6, 7, 10 y 11)  tienen a sus progenitores (padre y madre) nacidos los dos en Campo.  Con padre o madre llegados de otro lugar, hay tres (2 padres y una madre: 4, 5 y 8). Los dos progenitores nacidos en otro lugar, solo se da en un caso (9).

El lugar de procedencia de los cinco progenitores que se casaron en Campo, es: Foradada del Toscar (se menciona en los escritos: Foradada, Navarri, Villa Alta y Senz). 

- Los padres de tres de las amigas consultadas (1, 2 y 3 ), eran agricultores o ganaderos. El resto de padres (nueve en total)  desempeñaban un oficio o ejercían una actividad comercial.

Hermanos:

- 4 encuestadas (1, 5, 6 y  7) son hijas únicas.

- 4 tenían un hermano mayor (2, 3, 4 y 10). 

- Además de estas cuatro  chicas que tenían un hermano mayor, hubo una de ellas que tuvo una hermana (9), otra tuvo dos (5) y una tercera tres hermanos  (11).

- Al día de hoy, han fallecido ya siete de estos hermanos y hermanas.

Protagonistas del estudio:

 - 3 de las 11  personas estudiadas son primas hermanas (1, 2 y 3). Sus madres eran hermanas.

- 2 de las encuestadas son primas segundas (10 y 11).

- Cuatro de ellas se casaron con jóvenes de Campo (tres) y una con un chico de Belvedé, y seis con chicos de fuera. 

 Familia numerosa: de las que se quedaron en Campo,  tres de ellas tuvieron  tres hijos (1, 4, 9). 

- Cuatro de las encuestadas han tenido un único hijo/a (5, 6, 8 y 10).

-  y tres de ellas, dos hijos/as (3, 7 y 11).

Curiosidades:

- Hay cuatro Pilis y tres Josefinas. De estas siete, cinco de ellas eran hijas de padre y madre de Campo. 

- Curiosamente, solo una de las madres de las 11 encuestadas se llamaba Josefina (ninguna Pilar). Los nombres de las otras madres eran: Asunción, Severina, Piedad, María (tres de ellas), Natividad,  Encarna, Ramona y Victoria. Más variados. 


Apellidos.

Los apellido que se repiten con más frecuencia en los once estudios genealógicos son:

- LAENCUENTRA, lo llevan 11, es decir, todas las encuestadas.

- LARRAMONA, once también.

. GALINDO, nueve.

- FRANCO, nueve.

- MUR, nueve.

- BALLARÍN, nueve.

- PEYRED, ocho.

- ABAD, ocho.

- AVENTÍN, siete.

- CANALES, siete.

Les siguen:

LANAU, PALLARUELO, COSTA, CASTILLÓN, CASTÁN, AUSET... 



De la pandilla, cinco amigas llaman a la amapola ababol y 6 amapola, pero como me olvidé de anotar quién utilizaba uno u otro término, completaremos la información en este blog, en otra entrada...


Campo en Barcelona

Previous Microestudio
0
0

 

CELEBRANDO ESTAR JUNTOS

Gracias a la amabilidad de Rosalía Morancho Canales, tenemos  toda la información posible de la primera cena que se  hizo en Barcelona, para reunir a los paisanos que vivían en la ciudad condal. Era el año 1987. Os vamos a mostrar, en primer lugar, la crónica que se hizo entonces sobre la fiesta.

Sentados: Rosalía Morancho y Joaquín Ballarín. De pie: Pepe Garanto y Antonio Puente, marido  de Rosalía.


MUJERES Y HOMBRES DE CAMPO CENAN JUNTOS EN BARCELONA

El sábado pasado, día 21, celebraron una cena en el típico restaurante de La Font del Gat, 186 personas pertenecientes a familias de la villa oscense de Campo, residentes en Barcelona, y en algunas otras poblaciones de Cataluña.

La organización estuvo a cargo de Rosalía de Botiguero, Joaquín de Sermo y Pepe de la Caseta.

El acto tuvo como objeto compartir unas horas de camaradería y  confraternidad, recordando la niñez, la adolescencia, la juventud y antiguas andanzas, ya que, aunque nacidos en la misma población,  enraizados muchos de ellos en Cataluña, se hallan muy diseminados en esta gran urbe y su ocupación profesional les impide  relacionarse habitualmente.

Se dio el caso singular de que la familia Fortuño/Bellera se desplazó de Campo a Barcelona para participar de la cena.

Digna de admiración y afecto resultó la presencia de doña Carmen Sin, que a sus 77 años se sintió "reina por un día" acompañada de sus hijas, yernos, nieto, familiares, amigos y paisanos.

Después de los efusivos saludos, que duraron largo rato, se inició el acto gastronómico, amenizado por una orquesta que comenzó su primera intervención con aquello de "Baixan per la Font del Gat...".

La cena transcurrió con mucha animación, tertulias, charradetas, cordialidad, ambiente festivo y familiar, propio del pueblo de Campo.


Una rondalla se encargó de deleitarnos con su repertorio jotero largamente aplaudido y muy en especial la intervención de Carmen Cortés, de Huesca.

Algunas malas llenguas campenses van di que solo mos faltaba una chugada a las birllas en la Pllaza de Caigüila.

Nos ilusiona redactar y publicar este eco de sociedad, porque creemos que acontecimientos de esta naturaleza deberían prodigarse más asiduamente, estrechando los lazos de amistad y unión tan necesarios en nuestros días.

Citaremos a continuación no los nombres de los comensales, cuya lista sería interminable, sino la nominación de sus casas nativas, cuyo apelativo consideramos más entrañablemente vinculado a nuestra tierra. Estas son:

Botiguero                                           Sermo

Josefina Mercedes                            Aventín 

Toñomaría                                         Chandoz

Bienvenido                                        Collada

Pilar del Santo                                  Casero

Pepeta Catalina                                 Longán

Santorromán                                      El Rubio

Frenne                                               Jacinta

Zazurca                                             Caietano

Calderero                                          La Filomena

Gradiello                                            Rivera

La Caseta                                          Perrotores

Bellera                                               Mercedes

Toñorroy                                            La Catalana  

Serena                                              El Barato

La Modista                                        L´Estanco

Galindro                                            La Filomena

Melchor                                             Monchías

Francheta                                         Latorre

Aguilá                                               Gonzalo 

Santigosas                                       Miranda

Boya                                                Pepé

Gil                                                    Chandegüell

Petra                                                Perico Aventín

Roy                                                  Ministro

Sesé                                                La Rafela

Vítor                                                 El Paco

Julio                                                 Ancheleta

Fidel                                                Peperroy  

Cambra                                           El Fovano

José                                                El Torrau

                                                        Elías

Cuan tots estaban ben fartos de comé y bebé, van repartí 500 exquisitas tortetas blancas y negras, elaboradas con ilusión y por encargo, de la mano de Elvira Botiguero y sus ayudantes, traidas expresamente para este acto, con las que mos van chupá los dedos. Algunas de ellas, fueron reservadas para la abueleta María de Vilas y entregadas personalmente en su domicilio, con la consiguiente ilusión.


Como quiera que el acontecimiento resultó un éxito, gracias a la inmejorable disposición de sus organizadores, a quienes felicitamos por tan genial idea, se hizo público el nombramiento de una comisión organizadora para el próximo año, que es la siguiente:

Alicia Mascaray Sin. Pili Ballarín Canales. Loli Ballarín Morancho.

Bienvenido Mur Puyalto. Fidel Blanch Castell. José Manuel Bellera Santorromán.

Tras un largo baile, el final no podía ser otro que el típico baile de la chinchana, orquestado de la mano de Antonio Mur Adillón  (para nosotros Antonio Galindro).

Y cuando a las tres de la madrugada todo se daba por terminado, sonó la templada voz de Rosalía Morancho Canales (recordad aquello de.. el que tuvo, retuvo...) que nos obsequió con el cante de dos bonitas jotas, recogiendo merecidísimos aplausos.

Barcelona, 22 de febrero de 1987

     

Al aire libre

0
0

DISFRUTANDO del PAISAJE  y de los ROVELLONS
 








(Fotos de Angeles, Rober y Eli)

Una postal de ... Laponia

Previous Al aire libre
0
0


FINLANDIA




Unos seguidores de nuestro blog, se han ido unos días a Laponia, y desde allí nos mandan un abrazo y unas bonitas fotografías. ¡Gracias!





Cuando llega el amanecer

Next Aviso...
0
0


repartiendo LUZ


Hoy, desde casa de Magda, el amanecer se ha visto así:



 ¡Gracias, Magda!

Aviso...

0
0

INFORMACIÓN

 

Iba a titular esta entrada AVISO IMPORTANTE, pero, aún me queda un poco de cordura y he rectificado... Simplemente quiero deciros que los Cuadernos de Campo 5, 6, 7 y 8 están ya en Casa Prats y en el Hotel Cotiella, por si os interesa echarles un vistazo.  Esta previsto que sean los últimos de la colección. Los anteriores se vendieron muy bien y no queda ya ninguno (salvo 5 ó 6 de un tema determinado, que se ve que no tiene gancho). 

Estos cuatro volúmenes se titulan: Grandes Obras y Servicios, La Sanidad, la Seguridad y la Política. Datos genealógicos y Talento y Creatividad. No son trabajos importantes hechos por  un erudito/a, simplemente ofrezco la información sobre Campo que he encontrado en Hemerotecas y Archivos. Me encantaría que os gustaran, aunque fuera un poco.



Recordándolos con todo el cariño

Previous Aviso...
0
0

 

Un año más





Campo, 30 de Octubre 2021. (Fotos de Magda, Manolo y Elisa ¡gracias a los tres!).


El causante

0
0

DE TANTOCOLORIDO

YTANTA PRECIOSIDAD







¿Es un arce rojo? No estamos seguros...

(Fotos Ángel Huguet)

Arriendo Molino

Previous El causante
0
0

 


Seira, siglo XVII


Era el día 4 de junio del año 1623 cuando el Consejo del lugar de Seira se reunió ante notario para conceder la calidad de vecino de dicho lugar a Bernat Francisco, que era natural de Las Vilas del Turbón. En dicho "Acto de vecindad" se dice textualmente:

... nos place que vos, dicho Bernat Francisco y los vuestros, podáis gozar y gocéis de todos los derechos, preheminencias, libertades, posesiones, rentas y emolumentos que los demás vecinos del dicho lugar de Seyra hemos y han acostumbrado gozar hasta el presente día de hoy”.

Se le concedía la vecindad porque iba a arrendar el molino harinero de Seira. En el referido documento se especificaban, también, todas las obligaciones que el Concejo le imponía.

Después de obtener la vecindad, Bernat Francisco firmó el contrato de arriendo del molino con su dueño, Juan Ceressa, vecino del mismo lugar de Seyra, que era quien se lo cedía en arriendo, en “feudo perpetuo y enfitéutico”. La enfiteusis era una cesión perpetua o por largo tiempo entre dos personas o entidades, por la cual el propietario (y sus sucesores) cedían el dominio útil de un bien, en este caso el molino, a cambio del pago de una renta o censo anual. Se trataba del arriendo del molino harinero “moliente y andante, con sus muelas, canales, manificios e instrumentos y aparejos combinientes y necesarios para moler, cequia de agua corriente con su pressa o azut y despedida de agua, todo contiguo y mio propio, sitio en el término del dicho lugar de Seyra, junto el río llamado la Agueta”.

Bernat Francisco o sus sucesores herederos tendrían que pagar a Juan Ceressa o a los suyos cada año, para la fiesta de San Miguel de septiembre, diez fanegas de trigo “bueno y limpio”, que debían entregarle en su casa.

Otra carga que se le imponia al enfiteuta era el laudemio o tributo que cobraría el propietario (o sus sucesores) cada vez que se llevara a cabo una enajenación. Así dice el texto:

Ittem que en caso lo querreys vender seays obligado vos y los vuestros diez días antes darme la fadiga a mi o a los míos, y si dentro de dichos diez días yo o los míos lo querremos o querrán recobrar y retener, lo podamos haber la decena parte menos del verdadero precio que hallareys. Y si no lo querré o querrán, podays venderlo y en ese caso seays obligado dar y pagar a mi y a los míos la decena parte del verdadero precio que habreys hallado por razón de luysmo y esto se haya de hacer assí todas las veces...” (que se vendiera dicho molino).

Si estas condiciones y otras que se especifican en el documento son las normales en estos casos, consideramos una condición muy curiosa la que estipula que:

- Ittem con condición que vos y los vuestros (le exige el arrendador a Bernat Francisco) no podáis vender ni agenar el dicho molino sino en personas laycas, seglares y de condición en quien el dicho treudo esé siempre seguro y no en clérigos, frayles ni religiosos, hidalgos y infanzones en manera alguna”.


Seira (Huesca)


Si se considera que el mismo arrendador era un infanzón y que el pueblo de Seira estaba bajo la jurisdicción civil y religiosa del monasterio de San Victorián, no deja de ser chocante la determinación de Juan Ceressa de impedir que el arriendo del molino pasara a manos del clero o de la nobleza, parece que es tirar piedras contra su propio tejado. Pero es que lo que más le interesaba a Juan Ceressa era contar con la renta segura del molino y eso sólo lo veía claro si se hacía cargo del molino una persona seglar... Por algo sería, los negocios son los negocios y para preservarlos todas las precauciones son pocas.

Postal de... Nueno

0
0

¡Espectacular!

Ayer, 8 de noviembre, el cielo de Nueno se puso así de bonito para despedir al sol:



y la luna apareció así:

Fotos de Angeles Navarri. ¡Gracias!

¡Ya esta aquí!

0
0

 NAVIDAD

 
en nuestra sala del
Museo de los Juegos Tradicionales de CAMPO

La Navidad ya está a la vuelta de la esquina, y Pilar Castillo y Judith Lacoma han puesto una nota de color y alegría en nuestra sala del Museo de los Juegos Tradicionales de Campo. Allí podréis encontrar hueveras Papá Noel, pingüinos, renos... vaya, una gran variedad de hueveras con decoración navideña.


    


Para evitar malentendidos, hay que decir que estas hueveras de Navidad no ocupan toda la sala, sino un pequeño espacio, desde el que esperan gustaros.
 

Muy cerca

0
0

LLERT

Paisajes




                                                  



para recordar
                                      
                                                               
Fotografías de Maribel Sesé                      

Una zarpadeta, una pizqueta...

Previous Muy cerca
0
0

y otras mediciones 

La zarpa es la mano de ciertos animales, que tiene la característica de que sus dedos no se pueden mover independientemente los unos de los otros, si no que están unidos. Dar un golpe con la zarpa, en español se dice zarpazo o zarpada.

Otro significado muy distinto tiene zarpadeta para nosotros. Digamos que  podríamos considerarla como una ·"medida de volúmen", aunque no muy exacta... Tampoco hacía falta mucha exactitud para el uso que se le daba, porque se utilizaba, más bien, como medida orientativa... Por poner un ejemplo, nadie iba a la tienda a comprar tres zarpadetas de farina, sino que se empleaba para aludir a cantidades pequeñas, teniendo una connotación de cariño. Por ejemplo:

- Ves a la Sra. María y dile si te puede dar dos zarpadetas de arroz, que he fecho curto... Ya l´en tornaré.

- María, dale a esta zagalona una zarpadeta de orellons, porque sa portau muy ben.

- La señora María, a todos los críos que pasaban por la tienda, les daba una zarpadeta de caramelos.

Para referirse a una cosa muy pequeña, material o inmaterial, también se usaba muchas veces otro término: pizca o pizqueta. No debemos caer en el error de pensar que pizca viene de pieza, sino que parece ser que deriva de pizcar (pellizcar). O sea, la traducción sería un "pellizco o pellizquito". 

- Cuando hierva la verdura, le añades una pizqueta de bicarbonato y se cocerá más verde.

- A ixa zagaleta le falta una pizqueta de gracia...

Ahora me viene a la cabeza una tontería, pero os la voy a contar. Pienso en el nombre de pizca o pizqueta que se le daba, en la época de "después de la guerra" a cada pieza de conejo, pollo, etc. que se sacaba guisado a la mesa.  Para mi que esa denominación era muy acertada, dado que se hacía referencia al tamaño. Solo hace falta recordar aquellas fuentes que llegaban a la mesa con trocitos diminutos de carne bañados en mucha salsa, que más que carne con salsa era salsa con carne.


Y, ya con este tema, y para hacerse una idea del tamaño de aquellos trozos, recuerdo que en casa de mis padres cada miembro de la familia tenía una
pizqueta asignada, determinada inexorablemente por la jerarquía familiar: mi padre y mi abuelo tenían la pierna del conejo (¿o pata?), mis hermanos Daniel y Fernando las espaldetas. Los demás, ¡sálvese quién pueda!

A mi me enchufaban la riñonada porque decían que me gustaba el riñón (no se de dónde salió tan peregrina idea), aunque, el día que me quejaba mucho, mi madre hacía aterrizar en mi plato una espaldeta, que mejor no saber de dónde había venido... aunque se sabía fácilmente viendo la cara del afectado por el cambio. Comíamos 8 ó 9 personas del pobre animal sacrificado, y aún aprovechaba mamá algunos trozos del descuartizado conejo, para  hacer el arroz de montaña con el que empezábamos la comida todos los domingos de mi infancia. El milagro del pan y el vino versión conejo.

Resumiendo, las pizquetas eran muy poquita cosa.  

 Y, siguiendo con las "medidas" y los adverbios de cantidad, recordamos algunas otras, como miaja, brenca, etc. que igual servían para decir algo que para decir nada...

- Dame una miaja (o una miajeta) de longaniza, solo pà tastala.

- Aquella moza no mos va gusta miaja.  

- Aquel día, non aveva una estapencia viva en la despensa, aunque la  teniban casi siempre a rebutir.

- No veniba por casa ni poco ni brenca.  

- Aquel zagal eba llargo como un samalandrán, ¡pero  muy curto de entendederas!

- Y aquel rato, se me va fe llargo como un día sin pan.

- Tanto di que teniva muchos estudios y no teniba brenca conocimiento.

- Van llegá al baile a las 10 de la noche, pero non aveva guaire chén...

(Pido disculpas por mi ortografía en el habla de Campo).


Noviembre

0
0


en CAMPO









Fotos de Maribel Sesé





No nos olvidemos

Previous Noviembre
0
0

 

La verdadera vida de un pueblo 


La verdadera vida, la esencia de nuestro pueblo, no se encuentra en las montañas, ni en el río, ni en las casas, ni en la tierra de cultivo... Está en la sangre y en el corazón de nuestros jóvenes. Ayer, un grupo de ellos acudieron de todas partes a Campo, para reunirse con sus amigos y celebrar juntos sus 40 y 41 años. A todos ellos,  MUCHAS FELICIDADES. Nos da mucha alegría verlos juntos.


 




Artimaña machista

0
0

Bielsa
Anna Lavilla,
 amenazada con ser acusada de bruja.



---
Era a finales del año 1626 cuando el Concejo General de la villa de Bielsa se reunió, para tratar un caso un poco especial. Aquél día no faltaba ni uno solo de los convocados, y el notario Florián Dondueño fue el encargado de levantar acta de todo lo que allí se iba a deliberar.

Se inició la asamblea recordando a los asistentes que lo que se dijera entre aquellas cuatro paredes no podía ser repetido en el exterior y que, si alguien daba alguna información a personas que no pertenecían a dicho Concejo, sería sancionado. El asunto que allí los reunía era lo suficientemente grave como para revestirlo de todas estas advertencias y formalidades.


Todo había empezado unos meses atrás cuando Juan Montaner, que tenía el cargo de jurado, propuso en un Concejo ordinario que se debía hacer una encuesta sobre los brujos, brujas y ladrones que pudiera haber en la villa para darles el castigo que les correspondiera.

En fin, tanto insistió Juan Montaner sobre la necesidad de investigar si estaba el pueblo libre o no de esas lacras de la sociedad, que el Concejo le encomendó a él mismo que iniciara las averiguaciones. Dicho y hecho, Juan Montaner empezó su tarea de investigación y lo hizo, por cierto, de un modo un poco especial. 

Como primera medida convocó a Anna Lavilla, pero no en un lugar público o a la luz del día, sino que lo hizo en casa de la viuda del Barbero Solans, en donde “él la estaba esperando ya muy de noche”. El ambiente en casa de la viuda debió ser relajado, pues parece ser que allí cenaron los tres, según se puede leer en el documento notarial, que dice: “después de haber tenido muy larga conbersación y tratado de cossas de brujas y otras en ella y sobre ella echa colación...”.

Las cosas se complicaron después, porque parece ser que a Juan Montaner se le subió la autoridad a la cabeza, y aprovechándose de su cargo quiso llevar la investigación a otro terreno: “salieron de dicha cassa y partiendo juntos a la del dicho Pasqual Ferrer (el marido de Anna Lavilla) y llegado al patio que delante de ella hay, cerraron las puertas y cerradas que havía echado el dicho Joan Montaner mano de dicha Ana Lavilla para quererla conoscer carnalmente, y que defendiéndose ella con palabras agrias le dixo que concidiese con su voluntad, que si lo hazía la sacaría del cartel de las bruxas”.

Y es aquí donde nos encontramos con el temple y la fuerza de esta mujer porque, a riesgo de ser acusada injustamente de bruja, ella no se dejó achicar ni un instante y gritó y se defendió todo lo que hizo falta y no sólo eso, sino que al día siguiente presentó una denuncia contra el tal Montaner. Las acusaciones de Anna Lavilla fueron tenidas en cuenta y, según se explica en el documento, “tenidos los demás jurados las dichas quexas y clamos y dado razón desto al Consejo particular”, se procedió a nombrar unos peritos para conocer la verdad de lo ocurrido y, finalmente, tras llevar a cabo sus averiguaciones, se le dió la razón a Anna Lavilla. Valiente fue ella y ejemplar la actitud de dicho Concejo, que no dudó en destituir a uno de sus miembros por haber hecho mal uso de la autoridad que se le había conferido.

Anna Lavilla era hija de Domenicha y de Francisco Lavilla, infanzón, y por aquellas fechas, fruto de su matrimonio con Pasqual Ferrer, tenía ya cinco hijos: Pasqual, Mariana, Ramón, Anna y Florián. Seguro que fue pensando en ellos que encontró cinco buenas razones para querer conservar su dignidad y mucha fuerza a la hora de defenderse. De todos modos, a finales de aquel año de 1626 Anna Lavilla, sin estar enferma, decidió hacer testamento, quizás tenía algún mal presentimiento...

Un buen ejemplo de lucha antimachista, no en el siglo XXI, sino a principios del XVII. 



Las primeras nieves

0
0

a final de noviembre






Fotos de Gonzalo Sanz, Pilar Castillo y Ángel Huguet. ¡Gracias a los tres!






Latest Images