Quantcast
Channel: El blog de Campo (Huesca)
Mark channel Not-Safe-For-Work? cancel confirm NSFW Votes: (0 votes)
Are you the publisher? Claim or contact us about this channel.
0
Previous Article Next Article

Hoy es noticia

0
0
Protagonistas: Joaquín Canales y Campo




En el dominical del "Diario del Alto Aragón" de hoy, 14 de abril de 2013, se publica un extenso artículo firmado por Angel Huguet, en el que presenta y comenta el libro "Campo fa más de 50 años". Joaquín Canales es el autor de esta obra, donde podemos admirar sus dibujos y pinturas y, a traves de ellos hacer un recorrido por los comercios desaparecidos del pueblo. También se detiene en las fuentes de uso público y en los pedrizos, lugares de reunión estratégicos, donde tantas horas pasaban nuestros vecinos, especialmente las personas mayores.  
Queremos felicitar a Joaquín, por el éxito de su libro y, también, darle las gracias a Angel Huguet, porque siempre se preocupa por dar a conocer las novedades que ocurren en  Campo. 


(Fuente "Diario del Alto Aragón")


El número de la suerte

0
0
es el de Campo

La ONCE, con motivo de su 75 aniversario, ha puesto a la venta una serie de cupones con el tema  "Lo mejor de nuestra tierra". Entre los cuatro correspondientes a Aragón, uno está dedicado a Campo, concretamente al juego de las birllas. Angel Huguet, del "Diario del Alto Aragón" ha tenido la amabilidad de avisarnos de la noticia y enviarnos una foto, en la que se ve a la Sra. Luisa Fernanda Rudi durante la presentación de estos cupones. Seguro que van a ser portavoces amables de nuestro pueblo por toda España ¡una verdadera campaña de publicidad! porque son 20 millones de cupones los que se han puesto a la venta, 5 millones cada día de la semana, entre lunes y jueves. Y esta es la semana de Campo ¡casi nos daría pena que nos tocara el premio porque nos quedaríamos sin el billete! (es un decir...).. 


  

Protagonista: el libro

0
0
ECOS PROVINCIALES: CAMPO. LA FIESTA DEL LIBRO
 (Diario de Huesca, 26 Abril 1935)


"El día 21 de Abril celebrose en esta villa la simpática fiesta escolar del libro, presidida por las dignas autoridades locales y de 1ª Enseñanza.
Los maestros de la localidad hacen la presentación del acto, explicando el alcance y significación del mismo y los niños y niñas fueron la delicia del numeroso público que aplaudió sus cantos, discursos, recitaciones, etc. en las que honraban la memoria de Cervantes, Lope de Vega y despertaban el amor al libro de sanas lecturas.
La orquestina local amenizó el acto con el canto escolar Patria y Gloria, coreado por los niños y otras brillantes composiciones de su repertorio.
Al final de la fiesta se hizo la distribución de libros a los niños con suculenta merienda, todo costeado por el Ayuntamiento.
Que estas fiestas escolares se repitan y sucedan para compenetración de padres y maestros en el dificil arte de educar, y como alborada de una escuela activa y fecunda, prepare las nuevas generaciones en hálitos de paz  y progreso".

Firmado: A. F. L.



(Fuente: Hemeroteca Diario del Altoaragón)

¡100.000!

0
0


FELICITÉMONOS


Queremos celebrar con todos vosotros una buena noticia para el blog de CAMPO: ¡hemos recibido ya las  primeras 100.000 visitas! Si tuviéramos que concentrar a tanta gente
en nuestro pueblo, no nos bastaría la Plaza, seguramente la multitud desbordaría calles y alrededores.
GRACIAS a todos los que os habéis asomado alguna vez a esta ventana, para conocer cómo es Campo, para saber qué es lo que pasa allí o para recordar cómo era. ¡Lastima que nosotros vivamos lejos y no podamos ofreceros siempre la actualidad!, pero esperamos que lo que os vamos contando, aunque de otras épocas, otras modas y otras mentalidades, os interese.   

¡ GRACIAS!

Conferencia en el Centro Patriótico

0
0



LA TIERRA. Órgano de la Asociación de Labradores y Ganaderos del Alto Aragón. 20 de Agosto de 1927



Invitado por el Centro Unión Patriótica de esta villa, ha dado una conferencia en la noche de ayer domingo, el culto abogado de Boltaña, don Sebastián Blanch, laborando en pro de la educación ciudadana que viene realizando esta agrupación, y dados el relieve del conferenciante y los altos conceptos de su discurso, nos creemos en el deber de transmitirlo a la Prensa.
Antes de la hora anunciada para la conferencia, ya se observa bastante animación en los salones del Centro U. P. señal evidente de la expectación habida entre los socios, que desean escuchar la elocuente palabra de su compatriota, que viene a darles un aliento en la cruenta jornada porque atraviesa la U. P. de esta villa.
Hecha la presentación del conferenciante por el jefe de la Unión Patriótica, se levanta el orador que es saludado con una salva de aplausos.
"Aquí está, dice, el hijo de Campo, que os saluda; el hijo de Campo, que añora los años de infancia y juventud, convividos en horas alegres con vosotros y que ahora quiere tomar parte activísima en vuestras fatigas y trabajos, para llevaros a vuestro triunfo, que es el de la justicia.
Quiero compartir con mi pueblo todas las alegrías y tristezas, defendiendo sus derechos, pues por algo se hallan aquí las sagradas cenizas de mis queridos padres".
Entra luego en la parte principal de su conferencia, Con admirable gracejo, palabra fácil y elocuente, glosa la obra realizada por el actual Gobierno, desde el golpe de Primo de Rivera; haciendo resaltar principalmente la obra épica de este hombre al dar el golpe, y después en la presidencia del Gobierno, tratando y resolviendo problemas tan pavorosos como el de Africa -terrorismo, moralización del Ejército- economías en la Administración, fomento de las obras públicas y de la Instrucción, austeridad de la Magistratura; el advenimiento, en fin, de una España fuerte que resurge, cual Ave-Fénix, de entre las cenizas en que estaba consumida por el degradante caciquismo de la vieja política.
"Es necesario, queridos compatriotas, seguir las iniciativas de vuestro ilustre jefe nacional el excelentísimo señor Primo de Rivera, pues aunque lo principal está hecho, queda bastante que hacer para coronar su obra. Secundarle en la constitución de las Uniones Patrióticas, que han de ser los nuevos organismos políticos que impidan el advenimiento del cacique cuando retornemos a la vida constitucional. (Grandes aplausos).
Y concretando más, en la localidad, para que nada os falte, aquí está vuestro maestro, vuestro querido maestro nacional de quien ya sé las sanas instrucciones y consejos sabios que le debéis. Nunca os separéis del camino trazado por estos señores y estad seguros de arribar a puerto seguro.
Hablaría un poco de la elección de jefe de la U. P. en la villa de Boltaña, caso parecido al ocurrido en Campo (según me acabo de enterar) donde los amaños electorales a la antigua usanza parece quieren renacer; pero me abstengo de hacer ninguna manifestación sobre ello, por ser asuntos que están pendientes del recto fallo de nuestros provinciales".
Caricatura  publicada en el semanario La Flaca: El caciquismo, final s. XIX)
Estudian los diferentes problemas de la localidad y aconseja al Centro que los haga suyos por dos razones: Primera porque observe que en el se hallan agrupados la inmensa mayoría de los vecinos; y segunda, porque el programa local de la U.P. debe ser laborar por la patria chica, que es hacer patria grande.
Termina su discurso felicitando a los organizadores de este Centro, único que conoce en la provincia, y ofreciendo el apoyo y colaboración de otro en iguales condiciones que se va a crear en Boltaña y desde luego su humilde ayuda particularísima para Campo, su querida villa, a quien saluda.
Una gran ovación premió la labor del conferenciante que fue efusivamente felicitado por todos. Fue acompañado después por los numerosos amigos que cuenta en esta villa, hasta la casa de su hermano donde se hospeda, el reputado comerciante don Miguel Blanch.
Uno de la U. P. Campo, 12 de Septiembre de 1927".

(Fuente: Semanario "La Tierra", Biblioteca Virtual de la Prensa Histórica. Dibujo de la casa de Miguel Blanch, autor: Joaquín Canales Pallarés.  Foto de Miguel Primo de Rivera). 



La Benemérita de Campo interviene (1)

0
0

Publicado en LA CRÓNICA de Huesca, el 9 de Septiembre de 1891

Del Correo Catalán:   "CAPTURA IMPORTANTE"


Bajo este título, El Noticiero de anoche refiere lo siguiente, sobre el hecho ocurrido el día 23 del pasado Agosto, en que penetraron cinco hombres armados con trabucos y enmascarados en la iglesia del pueblo de Abella (Huesca), en ocasión en que se celebraba la misa y se hallaba el templo lleno de fieles, intimándoles los ladrones a que se echaran al suelo, amenazando con pena de la vida al que así no lo hiciera.
Uno de los bandidos cerró la puerta, quedándose vigilando en la parte exterior, mientras otros dos se ocupaban en atar fuertemente a los hombres, que serían 15 ó 16. Dirigiéronse después al altar mayor, y pronunciando horribles blasfemias arrojaron al suelo al sacerdote, que cayó junto con el cáliz, la patena y las Fornas sagradas. Le despojaron de la casulla y, revestido todavía con los hábitos de celebrar, le obligaron a salir a la calle a empellones y puntapiés.
Uno de aquellos malvados quedóse custodiando a los de la iglesia, otro rondando las calles para evitar ser sorprendidos y los tres restantes con el sacerdote, a quien llevaron a su casa.
Al penetrar en ella intentó fugarse el eclesiástico, pero fue detenido por el bandolero que vigilaba las calles del pueblo, siendo conducido de nuevo a su casa, donde los bandidos le maltrataron bárbaramente, exigiéndole 15.000 duros.
Manifestó la víctima que no tenía aquella cantidad, y los malhechores, entre golpes y amenazas, le obligaron a que les entregase unos 500 duros en monedas de oro y un saquito de cuero lleno de monedas de plata.
No saciada la codicia de aquellos malvados, y en vista de que el buen sacerdote no les daba más, pretestando que nada le quedaba, uno de ellos volvió a la iglesia y, dirigiéndose directamente a la propietaria de la casa donde habitaba el cura, la obligó a seguirle.
Llegaron a la casa en el momento en que uno de los forajidos se disponía a degollar al sacerdote, lo que impidió la pobre mujer deteniéndole el brazo y ofreciendo darles cuanto tuviera.  
Ante esta promesa se detuvieron los bandidos y la dueña de la casa, haciendo tiempo y sacando de diversos armarios monedas de oro, les entregó hasta unos 200 duros, manifestando que no le quedaba nada más.
Los bandidos reanudaron las amenazas y se disponían de nuevo a matar al cura y a la propietaria, en vista de lo cual, ésta les entregó las llaves de todos los cofres y armarios de la casa.
Mientras aquellos estaban verificando el registro, oyéronse grandes voces y un disparo, al tiempo que los que vigilaban la calle y la iglesia daban la voz de alarma a sus compañeros.
Dichas voces eran dadas por los vecinos del inmediato pueblo de Espés que, enterados de lo que ocurría por una niña de corta edad que había logrado escapar al tiempo de entrar en la iglesia los forajidos, acudían en socorro de sus convecinos.
Los bandidos huyeron, internándose en un bosque próximo, mientras los vecinos de Espés, creyendo que habrían cometido algún crimen, inspeccionaban las casas, descuidando la persecución de los forajidos.

(continuará)

(Fuente: Biblioteca Virtual de la Prensa Histórica. Foto de Abella: Pueblos de España)




La Benemérita de Campo interviene (2)

0
0
(continuación)

9 de Septiembre 1891

"Inmediatamente dieron parte a la guardia civil del puesto de Campo, comenzando el teniente D. Luciano Sanz, acompañado del sargento Hipólito Benascua y varios guardias, una activa persecución por los Pirineos, que duró más de ocho días, sin resultado satisfactorio.
Transcurrido este tiempo, el teniente D. Luciano Sanz tuvo confidencias de que los autores del hecho residían en Barcelona, en vista de lo cual, púsose en camino, llegando anteayer a esta capital.
Inmediatamente, fue a ver al gobernador civil, Sr. Vivanco, quien enterado de las sospechas del teniente, lo puso en comunicación con el delegado jefe de vigilancia D. Daniel Freixa, comenzando a instruir activas pesquisas con la mayor reserva y, según parece, han dado un resultado sumamente satisfactorio.
Merced a las disposiciones dictadas por el Sr. Vivanco, secundadas con actividad y acierto por el teniente de la guardia civil Sr. Sanz, el delegado de vigilancia Sr. Freixa y el inspector Sr. Tressols, se ha logrado capturar a Joaquín Torradellas, natural de Peralta de la Sal, licenciado del presidio de San José de Zaragoza, donde cumplió condena de ocho año por robo en cuadrilla, a mano armada, en condiciones análogas a este. Créese que Torradellas capitaneaba a los forajidos. Se le ocupó en el acto de la detención  un puñal y un bolso de lana verde, conteniendo 48 monedas de cuatro duros, tres de cinco duros, cuatro de ocho duros y una onza, todas de oro antiguo. Estas monedas se supone fundadamente que son las que robaron en la casa del cura.
También han sido capturados Sebastián Pallás, natural del mismo pueblo que Torradellas, el cual parece ha confesado que estuvo en su pueblo hace algunos días, y Rafael Morancho, natural de La Val de Lierp, reclamado por el Juzgado de Benabarre, que instruye la causa de aquél robo. Parece ser que una mujer de Abella reconoció en uno de los forajidos a Morancho. Dichos sujetos han quedado rigurosamente incomunicados en la cárcel de esta ciudad.
También se practicó un reconocimiento en una casa de la plaza de Antonio López, donde habitaba el Tarradellas, encontrándose en un cofre de su pertenencia un puñal de los llamados flamencos, con una inscripción en la hoja que dice: "Quien me la hace me la paga".
La policía persigue activamente a los dos malhechores que faltan, y que se cree se encuentran también en Barcelona.

Nota: queremos llamar la atención sobre el hecho de que en la época en que estos sucesos ocurrieron, el camino que se tomaba para ir de Campo a Abella era más corto que el trazado de la carretera actual. Como en muchos otros casos, la carretera más que unir separó muchos pueblos y valles de la montaña.
 (Fuente: Biblioteca Virtual de la Prensa Histórica. Foto: interior de la iglesia de Abella, en "Pueblos de España")


Profesión: comadrona

0
0

Un trabajo de responsabilidad




Al referir los trabajos que realizaban las mujeres de Campo, además de los habituales de llevar la casa y cuidar de la familia (que solía incluir marido, hijos, abuelos y algún otro familiar), pocas veces las mencionamos en la categoría de "profesiones" u "oficios". Y el motivo es bien claro: aunque llevaran a cabo otras actividades,  aparte de la casa, no eran retribuidas por ello. No obstante, estaba dentro de lo habitual  ayudar al marido en las faenas del campo, con los animales o en el oficio que él desempeñara, por lo que contribuían activamente en la economía familiar. De todos modos, en algunas ocasiones prestaban a la comunidad algunos servicios que eran indispensables, como es el caso que nos ocupa ahora, el de las comadronas. 
Recordemos que el oficio de comadrona es uno de los más antiguos que existen, pues generalmente en todas las comunidades primitivas ha habido siempre alguien, con algunos conocimientos reconocidos  (sobre todo adquiridos por la experiencia), que era capaz de ayudar a las  parturientas. Como traer, y ayudar a traer al mundo una criatura, se ha considerado siempre o hasta hace poco cosa de mujeres, éste ha sido un terreno en el que la mujer ha podido, a lo largo del tiempo, alcanzar y afianzar una categoría profesional.  Esos conocimientos de los que hemos hablado, se solían adquirir a través del aprendizaje al lado de alguien que los tuviera, transmitiéndose muchas veces de madres a hijas. De hecho, hasta principios del siglo XX no se produjeron los primeros pasos para hacer oficial en España los estudios de comadrona. Y hasta el año 1928 no se dictó una orden por la que, a partir del curso 1928-1929 se declaraba obligatorio el bachillerato elemental, para todas las aprendices de comadrona.
Transcribimos a continuación lo que Antonio Castel nos explica en uno de sus libros sobre Campo:
"La Comadrona.- Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que la mayoría de las personas de Campo fueron ayudadas a venir a este mundo por los buenos oficios y la práctica de la señora María de "casa de Malo". Ella era la comadrona del pueblo. Cuando una mujer iba de parto se ralizaban dos cosas: ir a casa de Roy a buscar las reliquias y avisar a la señora María de "Malo" para que acudiera a la casa. Podemos determinar las fechas de su actuación entre 1.925 hasta el 1950.
La señora María cobraba unos exiguos honorarios".
Entonces, el médico de Campo, que hasta entonces acudía solamente a los partos difíciles, se hizo cargo de esta esta tarea, pero no por mucho tiempo, pues después ya se desplazaban las parturientas a Huesca. Desde que se creó el Hospital de Barbastro hace más de 25 años, los niños de Campo nacen allí.



Otra versión de la misma visita

0
0
del Sr. Gobernador



"La Tierra". 20 de Agosto de 1929
El acto del domingo en Campo: Se descubre una lápida en la villa de Campo dando el nombre de don Fernando Rivas a la Plaza Mayor- El Gobernador civil y los ingenieros de la Catalana señores Jiménez del Yerro y Lozoya, hijos adoptivos de Campo.

"CAMPO, LA VILLA QUE ES TODO AFECTO

El automóvil, conducido por expertas manos, va salvando las curvas pronunciadas de la carretera que corre junto al Esera. La mañana llena de luminosidad es magnífica. El periodista recuerda... Es la segunda vez que visita a Campo, y no puede sustraerse a recordar con fruición la primera ocasión que estuvo en esa villa, donde los hombres son todo corazón y donde el forastero se siente como en su misma casa, ya que los brazos se abren siempre con una generosidad grande para estrechar con fervor de antiguos y buenos amigos a los que acuden a ella.
Campo tiene un encanto grande, es algo que gana enseguida, que hace sentirse a uno como en su misma casa, rodeado de hombres buenos que saben de todos los afectos para con los demás.
Además, en esta visita, concurría, junto a la satisfacción de ver a los buenos amigos como son los de Campo, la circunstancia que se celebraba un acto en honor de otro gran amigo, el gobernador civil, quien, merced a sus acertadas gestiones hechas con el mayor entusiasmo y acreditando un tacto de gobernante nada vulgar, ha conseguido solucionar un problema que para la villa era capitalísimo. Y, al resolverlo, como los hombres de esta tierra no saben otra cosa sino agradecer con el corazón, lo que con el corazón se les hace, quisieron rendir el homenaje, sencillo pero cordialísimo, al digno gobernador civil; y para ello nada mejor que dar su nombre a la Plaza Mayor, que perpetúe el agradecimiento del pueblo a la primera autoridad civil en la provincia.
Y la mañana, de cielo azul y con mucho sol, ha querido contribuir a la solemnidad del acto. Llegamos a Campo, y en la carretera esperan las autoridades y junto a ellas el pueblo en masa. La Banda de música de Camporrells interpreta un pasodoble alegre y ruidoso, como corresponde a la alegría que en el corazón de todos vive.
La ceremonia religiosa.- La comitiva se puso en marcha entre las aclamaciones del público, llegando a la Iglesia parroquial para oir misa, en la que ofició el virtuoso cura don José María Español. El somatén local, formó en el presbiterio.
Terminada la misa se organizó una solemnísima procesión, llevándose bajo palio al Santísimo, al que dieron escolta los individuos del somatén, presidiendo el acto las autoridades de Huesca, formando en las filas numerosos fieles. Ha sido un acto de religiosidad grande, que honra a esta villa de Campo.
El acto de descubrir la placa.- En la Plaza Mayor se ha levantado una tribuna, junto al gran arco que en la misma hay instalado y en la que hay una dedicatoria cariñosísima de la villa al gobernador civil.
Preside el homenajeado, sentándose a su derecha: el presidente de la Diputación, don Manuel Banzo Echenique, el alcalde de Huesca, don Vicente Campo, el diputado provincial don Adolfo Maza; el secretario del Gobierno don Pablo de Castro y el cura párroco señor Español; a la izquierda don Federico Jiménez del Yerro, el alcalde de Campo don José María Altemir, el secretario señor Nogueras, el delegado gubernativo don Martín Vallés, don Jaime Obrador, don Manuel Rivas, sobrino del homenajeado, don Ernesto Banzo y representantes de la Prensa oscense.
Comenzó el acto con la lectura del acta del pleno municipal de Campo, en el que se tomó el acuerdo de nombrar hijos adoptivos de la villa al gobernador civil de la provincia don Fernando Rivas y a los ingenieros señores Jimenez de Yerro y Lozoya, por su intervención afortunada para solventar un asunto de gran importancia para los intereses de Campo, y de dedicar una calle al señor gobernador.
Seguidamente, hablaron el alcalde de Campo y el secretario de la Corporación dando la bien venida a las autoridades oscenses y acompañantes y diciendo que el acto de hoy es de agradecimiento de todo un pueblo a los buenos servicios de don Fernando Rivas. A continuación, y mientras la música interpretaba la Marcha Real española, se descubrió la placa que da el nombre del señor gobernador a la Plaza Mayor de la villa de Campo. El público aplaudió con verdadero fervor, dando vivas al gobernador civil.

(continuará)

(Fuente: Hemeroteca Virtual de la Prensa Histórica. Foto: Acto de homenaje, gentileza de Fernando Abad).


Oficio: Campanero

0
0



Un lenguaje muy expresivo




Portada del libro de Paquita Ballarín, con la fotografía del Sr. Antonio Mur


Durante muchos años el señor Antonio Mur compaginó su oficio de aguacil del Ayuntamiento de Campo con su actividad como campanero. El fue un gran experto en el toque de campanas y conocía a la perfección el lenguaje de las mismas. Lo conocía él, que lo tenía que transmitir, y lo conocían también los vecinos del pueblo, que eran los que lo tenían que interpretar.
Las campanas de la iglesia mayor, porque también estaban las de las ermitas, se tocaban para llamar a los fieles a asistir a los actos religiosos, pero también se hacían sonar en otras ocasiones que afectaban a la sociedad civil. Así, lo mismo que se habían utilizado para convocar consejos generales y asambleas del pueblo, se hacían sonar para avisar que había fuego en alguna casa, que venía una tormenta fuerte o alguna otra emergencia. Sus toques marcaban el ritmo de la vida en el pueblo, desde la misa a primera hora de la mañana, hasta el toque del Angelus o el rosario de la tarde.
Y el sonido de las campanas podía ser tristísimo, como cuando tocaban a difuntos, o de una alegría contagiosa, como cuando se repicaba o se lanzaba un volteo de campanas para la fiesta mayor, el domingo de Resurrección u otro acontecimiento especial. Todo el mundo sabía cuál era el mensaje. Recuerdo que cuando se oía tocar a difuntos las mujeres que escuchaban el tañido lastimero se hacían la señal de la Cruz, mientras trataban de confirmar entre sus vecinas si se trataba de la muerte de la persona que ellas imaginaban. 
Nos contó Antonio Castel que durante toda la noche del día de Todos los Santos, es decir, la noche del 1 al 2 de noviembre, el señor Antonio tocaba las campanas cada hora. Pasaba las veinticuatro horas pendiente de esos toques ¡e imaginamos que los vecinos también!



Joaquín Mur Puyalto subiendo las escaleras del campanario [foto de Ángel Huguet].

Cuando murió el señor Antonio le sucedió como campanero Joaquín Mur Puyalto, que era también el responsable del cuidado del reloj de la iglesia. Parece que fue ayer, pero ya han pasado cincuenta y cuatro años desde entonces, y Joaquín no ha fallado nunca en sus obligaciones. Es por eso, que cuando se jubiló recibió el reconocimiento de todo el pueblo. El 15 de Agosto, durante la Misa Mayor, el alcalde Eusebio Echart le ofreció una placa conmemorativa. Testigos de este homenaje fueron todos los vecinos congregados en la iglesia, así como el Sr. Obispo de Barbastro, que había oficiado la misa, y las autoridades civiles invitadas al acto.



Joaquín Mur Puyalto y su esposa Guadalupe recibiendo una placa de manos del alcalde de Campo [foto de Ángel Huguet].

En unas entrevistas que Angel Huguet le hizo a Joaquín Mur Puyalto, para el “Diario del Alto Aragón” y para “El Cruzado Aragonés”, éste explicaba que en la torre de la iglesia Campo había habido hasta cuatro campanas; “la grande de Santa Bárbara y tres más. En la Guerra Civil las tiraron, pero por lo menos se ha recuperado una de ellas”.
Ahora, Joaquín se ha jubilado  y no tiene sustituto. Se ha electrificado el sistema y las campanas suenan pulsando un botón desde la sacristía. Ya nadie tiene que subir los viejos escalones de piedra que llevaban hasta arriba de la torre del campanario, ni siquiera tocarlas desde abajo. Las campanas ya no responden a la fuerza contenida de sus manos sino a la orden de un botón. El progreso facilita las tareas del hombre, pero muchas veces es a costa del olvido de muchos conocimientos, de mucha experiencia, de una manera de vivir. Con Joaquín Mur Puyalto se ha perdido otro oficio en Campo. Él, como experto, dice que el tañido que escuchó para la Fiesta, con el nuevo sistema, no le gustó demasiado, pero dentro de poco ya nadie recordará el otro ¡que pena!
Gracias, Joaquín, por la música que nos has regalado todos estos años.

(Este comentario lo publicamos en nuestra "ex" web de Campo hace un tiempo. Ahora queremos traerlo a este blog para recordar al Sr. Joaquín, que murió el día 9 de este mes de Mayo, a la edad de 89 años).
        


Joaquín Mur delante de la iglesia


(Fotos del sr. Joaquín Mur gentileza de Angel Huguet Ascaso)


Otra versión de la misma visita (2)

0
0

(continuación)


Después de los discursos del alcalde de Huesca, señor Vicente Campo, tomó la palabra don Manuel Banzo, presidente de la Diputación Provincial y jefe provincial de Unión Patriótica, que, según refiere el periodista "Terminó su charla diciendo que el principal adorno en el acto, como en todos, era la presencia de la mujer de Campo, a la que, con un lenguaje florido y puro, dedicó un bellísimo canto. Fue muy ovacionado".
Habló también el señor don Federico Jiménez del Yerro, que dirigió a los asistentes unas breves palabras para saludar y agradecer en nombre de su compañero señor Lozoya y en el suyo propio, las atenciones recibidas. Dijo que siempre estaría a disposición de los hijos de Campo, con quien llevaba diez y siete años de amistad. A continuación tomó la palabra don Fernando Rivas García, el gobernador homenajeado. La crónica continúa:
"El banquete.- En el Centro de Unión Patriótica, muy bien servido por don Antonio Puertas, se obsequió a los asistentes al acto con un banquete de exquisito menú.
Hizo el ofrecimiento del mismo el cura párroco señor Español, quien en bellos párrafos elogió la intervención del señor gobernador y de los señores Jimenez del Yerro y Lozoya y dio las gracias a las autoridades y acompañantes oscenses por haber asistido a las funciones religiosas de la mañana".
Y después de nuevos discursos, en esta ocasión del sr. Danés, doctor de Barcelona y de don Manuel Banzo, tomó de nuevo la palabra el señor don Fernando Rivas para agradecer todas las muestras de afecto y, entre otras cosas, dijo que "La villa de Campo con el acto de hoy, ha entrado en la mayor edad de los pueblos vivos"...
El periodista termina así su reportaje:
"La obra de la Naturaleza y la obra del hombre: En marcha. La carretera que continúa desde Campo a Benasque es algo repleto de bellezas naturales, de un aspecto encantador que es solaz al espíritu recreándolo en la contemplación de tanta maravilla.
Hermanada al Esera, se extiende la cinta polvorienta de la carretera. Parece como si este paralelismo en el trazado fuese declaración de que el río y la carretera "sean unos excelentes amigos". Y no hay tal; porque el río, obligado a correr por un cauce estrecho, de márgenes formadas por acantilados formidables, con alguna frecuencia saca su soberbia, se siente indomable, y con un furor enorme lanza sus aguas a la carretera, que sufre grandes desperfectos; pero la mano del hombre está pronta a salvar esos destrozos y, de nuevo, reforzar el firme de la carretera y con una tenacidad digna de todo encono, repara la obra de destrucción del Esera".


(Foto: el Esera a su paso por Campo, mjfuster)


Una boda

0
0


Ecos de Sociedad


"12 de Enero de 1923 ."La Tierra" en los pueblos: CAMPO

Una boda.- El 31 de Diciembre se celebró en Campo el enlace matrimonial de la bella señorita Pascuala Altemir Boj con el joven y prestigioso comerciante de Barbastro, don Perfecto Albert Díaz.
Bendijo la unión el cura párroco de Torres de Alcanadre, don Ricardo Javierre, siendo padrinos don José Albert y doña María Laura Marillo, hermanos de los novios.
La novia vestía lindo traje de crespón blanco de Chantilly, llevando la cola las niñas Aurelia Serena y Basilia Fuster. Después de la ceremonia religiosa se sirvió una suculenta comida en casa de la novia.
Asistieron a la ceremonia los padres de la desposada don José María Altemir y doña Justa Boj; doña Dolores Blanco, tía; don José Albert, doña Paquita Sánchez, doña Laura Murillo, hermanos políticos y los parientes Antonio Albert, Mariano Solanilla, José Serena, José Altemir, Enrique y Manuel Altemir; las simpáticas señoritas Pilar Alco, Josefina Boj, Rosario Benedet, Esdoxia Leilis, Crescencia López y Adoración Barto y los niñas Aurelia Serena, Basilia Fuster, Antonia  y Carmen Aused y Josefina Sesé.
Del sexo fuerte, además de los ya citados, el reverendo Padre Eusebio Ferrer y los señores Falcó, Lamora, Ballarín, Fuster, Artigosa, hermanos Padros, Pascau, Cáncer, (José Martí), Puig, Ardanuy, Sambeat, Corrales, Mostero, Sanmartín, Viñueales, Monreal, Sanchez, Boya, Benedet, López, Mur y otros que sentimos no recordar.
Felicitamos a los recién casados, deseándoles la más venturosa luna de miel".


(Fuente: Hemeroteca Virtual de la Prensa Histórica, periódico "La Tierra")

Article 12

0
0

¡ATENTOS!

No conocemos bien el tema y por eso no podemos argumentar nada, lo único que sabemos es que para el próximo curso se pretenden suprimir los estudios de ESO en las escuelas de Campo. Son cuatro cursos completos de niños comprendidos entre 12 y 16 años.
¿Hace falta realmente trasladar a los alumnos que acuden al  Colegio Cerbín de Campo a otro centro? ¿es necesario hacerles hacer cada día tantos kilómetros por las carreteras? Además, hay que pensar que los que van a sufrir estos inconvenientes no son solamente los chicos y chicas que viven en Campo, sino que todavía lo tendrán peor, los jóvenes que acuden a estudiar a nuestro pueblo desde otros lugares.
Ahora se están recogiendo firmas de los vecinos afectados, para mostrar su oposición  a esta iniciativa. Tú también puedes firmar y unirte a los que piden igualdad de derechos para todos, reclamando que el hecho de vivir en un área rural, no signifique siempre tener que hacer sacrificios extra. Esta es la dirección
Desde organismos y entidades de todo tipo, se hace hincapié en la importancia de que exista por todo el territorio un tejido de población activa, que no se dejen al abandono zonas habitables. Para ello se necesitan personas que frecuenten los caminos, que cuiden los montes, que cultiven, que mantengan vivos los pueblos, pero ¿quién querrá vivir en un lugar dónde hay que coger el coche para todo? para ir al médico, para que sus hijos acudan a la escuela, para comprar cualquier cosa.
Recordemos como lucharon nuestros antepasados (de Viú, de Senz, de Biescras, de Espluga, de Murillo, Navarri, Campo, etc..) para tener maestro o maestra en el propio pueblo. Muchas veces eran los propios vecinos quienes tenían que costear el alojamiento del profesor, y sacaban de sus economías lo que no tenían para que sus hijos pudieran estudiar cerca de casa, ahora no podemos dejar que se pierda lo que ellos consiguieron... Una firmita, por favor. 
   
   

Otra perspectiva

0
0

es otro punto de vista



Así como se dice que para conocernos a nosotros mismos, necesitamos saber cómo los demás nos ven, así también para tener una visión más exacta de nuestro pueblo tenemos qué descubrir qué ven en el otras personas. Y para eso os recomendamos el blog personal de Miquel J. Pavón Besalú, donde nos muestra las mismas imágenes de Campo que ya conocemos, pero desde otros ángulos y perspectivas, en suma, con otra sensibilidad. También, nos propone una bonita excursión desde Campo. ¡Gracias, Miquel!     



(Fotos gentileza de Miquel J. Pavón Besalú)


Cine Cumbre

0
0


EL SEPTIMO ARTE EN CAMPO




El primer salón de cine de Campo, estuvo en el salón de baile de casa Mascaray. La cabina de proyección era nada más y nada menos que una alcoba de casa Botiguero, en la que se colocó el proyector y desde donde se proyectaba la película al salón de casa Mascaray.
Desde casa de Puyol, donde tenían la oficina los de Canales, Blasa y María Canales, que eran las encargadas de llevar la contabilidad, vendían las entradas a través de una ventana que daba a la plaza.
Se empezó a hacer cine justo después de la Guerra Civil, y en aquel tiempo había muchos militares en Campo. Como la capacidad de la sala de proyección no era muy grande, había más de una sesión al día: una estaba destinada sólo a los militares y otra para el resto de  la gente. Se formaban grandes colas en la calle, que tenían que ser controladas por la Guardia Civil, pues a veces se producían altercados.
Joaquín Canales y Daniel Fuster llevaron adelante el proyecto de construir un nuevo edificio destinado a sala de cine, teatro y también salón de baile. Cada uno de ellos era propietario de una serrería, así es que dispusieron que dos de los hombres que trabajaban en ellas (en total cuatro personas), hicieran en el río unos bloques de arena que servirían para levantar el edificio. No eran pues, ladrillos lo que hacían, sino unos rectángulos de arena y hierro fabricados con moldes. 
Finalmente se levantó un edificio moderno que contaba con una barra de bar, una espaciosa sala, butacas bastante confortables, una pantalla grande y una estupenda sonoridad. También disponía de un amplio escenario en el que se podían ofrecer espectáculos musicales y se disponía de lo necesario para representar obras de teatro.




En invierno decíamos que teníamos “calefacción central”, porque colocaban una estufa en mitad de la sala (ligeramente a un lado) que más que proporcionar calor producía un efecto de sugestión: nos permitía pensar que había una fuente de calor en alguna parte. Los padres enviaban a sus hijos un buen rato antes de que empezara la película para que les reservaran sitio cerca de la estufa. En ese área los críos repartían chaquetas y abrigo por las butacas y defendían dos o tres plazas para cada familia. Cuando los mayores llegaban, los pequeños tenían que marchar a los bancos que había en las primeras filas, donde tenían que “hacerse” un sitio, casi siempre a golpe de empujones y codazos y que solía terminar con alguien que se caía por el suelo. 
No pasaba mucho rato antes de que el público infantil empezara a corear el “Que empiece ya, que me he fiao, que son dos pesetas que me gastao”. Y con el ambiente ya caldeado, sino de calor sí de gritos, idas y venidas, risas y música de fondo, aparecía el NODO en la pantalla, y la gente se iba callando y todos procuraban acomodarse en su sitio y encontrar un ángulo de visión. Y cuando aparecían las letras con el título de la película, ya cada cuál estaba bien dispuesto para catapultarse y volar hacia donde las imágenes nos llevaran: al Oeste americano, al mismísimo París o allá con los romanos, donde tanto hicieron sufrir a los pobres cristianos. La magia del cine había comenzado. Ahora todo el pueblo iba a reir o llorar a la vez.
Después de unos años, fueron Manuel Latorre, Juan Ballarín y Gonzalo Ballarín quienes se hicieron cargo de la explotación de la sala.
Durante mucho tiempo hubo cuatro sesiones cada semana: dos los sábados y otras dos los domingos, tarde y noche. Los días festivos también se proyectaba una película.
En el arco de la ermita de San Antonio se instaló un altavoz muy potente que media hora antes de empezar la proyección de la película hacía sonar canciones de aquellos tiempos: Antonio Machín, Jorge Negrete, etc. La calle de San Antonio se llenaba de gente, pues se encontraban las personas que esperaban para entrar en el cine y las que acababan de salir, y se quedaban allí para charlar un rato.
La iniciativa de hacer un cine en Campo tuvo tanto éxito, que al poco tiempo de estar en funcionamiento los responsables de su explotación comenzaron ya a pensar en un proyecto de expansión. Así fue como llegaron a encargarse de atender otros pueblos, como Eriste, Benasque, Castejón de Sos, Seira, Boltaña, Aínsa y hasta Graus. A Campo seguían acudiendo todos los paisanos de los pueblos del entorno, que después de la sesión de cine se quedaban al baile y todo ello animaba mucho al pueblo.

(Fuente: Antonio Castel Ballarín. Foto: interior del cine de Campo) 





Parlamento

0
0


En el pedrizo





En Campo todos sabemos que los pedrizos son los bancos de piedra situados en las fachadas de las casas, lo que muchos de nosotros desconocíamos, es la cantidad de pedrizos que había antes. Antonio Castel nos los enumera todos: Aventín, Botiguero, Boyón, Catalina, Chandemú, Español, Ferrero, Jacinta, Juan, Juané, Jandegüel, Lázaro, Lestanco, Martín, Molinero, Perico-Aventín, Petra, Rafela, Rosón, Sierra y Torrau.
Dentro de esta representación había una gran variedad de modelos. Respecto al tamaño, pues igual se encontraban algunos de dimensiones reducidas, como  otros que ocupaban casi toda la fachada, como los de Aventín y Perico.Aventín. También los había altos y robustos, como el de la Rafela, como otros bajos de altura.
¿Que función cumplían? pues muchas, la más fundamental, ofrecer un lugar de encuentro para la convivencia de los vecinos. Allí se reunía siempre el mismo público (cada pedrizo tenía sus parroquianos), pero dividido en diferentes categorías. No es que fuera una regla establecida, pero en la práctica ocurría así. A unas horas determinadas acudían los hombres ya de cierta edad, a otra hora las mujeres, que se sentaban a hacer alguna labor o simplemente a charrar. También disfrutaban de ese asiento hospitalario tanto los niños, que lo utilizaban para jugar, como los jóvenes, que se quedaban hablando hasta tarde por la noche. Allí se arreglaba el mundo en general, se comentaban las novedades de la vida local y se hacían planes de futuro (tipo: "ixa zagaleta iría mui ben pa casa de fulanito"...). 
Afortunadamente, esta costumbre de encontrarse los vecinos continúa, y donde ya no hay pedrizos, siempre se pueden colocar unas sillas o unos bancos de madera. Lo importante es la voluntad de estar juntos.



(Fotos del pedrizo de la Rafela, de casa del Molinero y de Casa Sierra, éste último dibujado por Joaquín Canales)



Los Ballarín

0
0



Reunión de Concejo en Espluga




Existe el apellido Ballarín por muchos pueblos altoaragoneses y de muchos de ellos hemos encontrado su origen común (de los Ballarín de Barbaruens, Eresué, Espluga, Plan y Seira).
En el Proceso de Infanzonía incoado por Antonio Ballarín y Abad, de Barbaruens (carpeta 374/A-6, en el Archivo Histórico de Zaragoza), del año 1727, encontramos una prueba de ello. Se remonta la información de dicho expediente a Domingo Ballarín, de Plan, y a su hijo Antonio Ballarín, casado en Seira con Gerónima de Torres. Seis hijos varones de este matrimonio se instalaron en diferentes pueblos de nuestra área geográfica, y el séptimo se marchó a residir a Zaragoza. Este cambio de domicilio de los jóvenes Ballarín se produjo como consecuencia de los casamientos que efectuaron:

SEIRA:
Antonio Ballarín "1° de este nombre", hijo de Domingo Ballarín "1º de este nombre" de Plan, se casó con Gerónima de Torres, de Seira. Fueron los padres de los siguientes varones:

Nadal, Juan, Jacinto, Pedro Luis, Antonio, Raymundo, Bernardo, que se instalaron en: Villanova, Eresué, Villanova, Sos, Espluga, Zaragoza y Barbaruens.
===================================



El proceso de Infanzonía mencionado anteriormente, no pretendía solamente el reconocimiento de dicha calidad de infanzón para Antonio Ballarín y Abad, de Barbaruens, sino también para sus hijos y familiares, un total de 33 Ballarines. Ahora nos ocuparemos de  un trámite del proceso que tuvo como escenario el lugar de Espluga. 
El notario Pedro Juan Altemir, residente en Campo, tenía que acudir a cada uno de los lugares donde habitaban los demandantes y convocar un Concejo abierto, es decir, una reunión a la que acudía un representante de cada casa, con el fin de leerles el Despacho de la Real Audiencia. Se trataba de informar a los vecinos y, al mismo tiempo, escuchar si tenían algo que alegar en contra.
Casa Ballarín. Espluga
Queremos llamar la atención sobre el hecho de que para la validez de un Concejo, se requería que fuera celebrado en un lugar público, como primera medida tendente a preservar a los reunidos de cualquier influencia externa. Se consideraba que, de celebrarse dicho acto en la casa de un particular, podía ser más fácil recibir presiones a la hora de decidir. Este es el motivo por el que a falta de casas consistoriales, normalmente se celebraran las reuniones alrededor de una encina u otro árbol elegido para la ocasión, o en una era (aunque fuera de un vecino), o alrededor de la cruz. De allí la insistencia del notario Altemir en especificar que la Notificación se celebra en un lugar público.

Algo similar ocurre por lo que atañe a los componentes del Concejo abierto. Tenía que haber un representante de cada casa, pero no podía haber ningún familiar del demandante. Esa es la causa de la ausencia del alcalde Pedro Antonio Ballarín, en el caso que nos ocupa. Pero como era muy difícil cumplir este requisito en nuestros pueblos y aldeas, porque es obvio que si había solo 5 vecinos, algún grado de parentesco solía existir entre ellos, se procuraba, al menos, evitar que asistieran vecinos con el mismo apellido del demandante para no llamar la atención sobre la posibilidad de que fueran familia.

Espluga
 Después de haber anunciado su presencia en Espluga, la visita del notario se desarrolló así:
"At Dei Nomine. Amen. Sea a todos manifiesto que llamado y congregado el Concejo General y abierto de los Tenientes de Alcalde, en ausencia de Pedro Antonio Ballarín, alcalde, el Juez ordinario del lugar de Espluga, Regidor único del, Consejeros, singulares personas, vecinos y habitadores del citado lugar, por mandamiento y llamamiento del mismo Regidor abajo nombrado, el qual en dicho Concejo hizo fe y relación a mi, Pedro Juan Altemir, escribano real, presentes los testigos infraescriptos que él (en falta de Corredor público) había llamado a dicho Concejo general como lo tenían de costumbre para los presentes día, hora y lugares, y ansí llamado y ajuntado en la era de Juan Antonio Guerri, sitia a la entrada de dicho lugar y plazuela de la Cruz de piedra a ella fixada, en donde otras veces para hacer y otorgar los actos concejales (por defecto de casas comunes) es acostumbrado juntarse, en el qual Concejo fueron presentes los siguientes: Primo: Francisco de Mur, teniente del Alcalde, sobredicho, Jayme Alós, Regidor (sin segundo) Juan Antonio Guerri y Juan Tolo, consejeros y personas señaladas del Gobierno de dicho lugar y también se hallaron presentes tres mozos y naturales del mismo lugar, llamados Alexos Tolo, Francisco Costa y Raphael de Mur, habitantes en la casas que componen dicho lugar y de las de tres consejeros nombrados de suso.
Así reunido todo el sobredicho Concejo General y Abierto del citado lugar de Espluga, Concejantes y Concejo de habitantes y celebrantes, los presentes por los ausentes, pasados y venideros todos unánimes y conformes y ninguno dellos contradiciente, para serles notorio concejil y particular el supra escripto Despacho que a instancia del Señor Abogado Fiscal de su Majestad (que Dios guarde), se me ha requerido notificar con forma a su tenor, en cuya inteligencia y en cumplimiento de mi empleo yo, dicho escribano, ante todo el dicho Concejo cara a cara y en las mismas personas que lo componían notifíqueles, en presencia de los testigos infraescriptos el supraescripto Despacho mandado expedir por la Real Audiencia de este Reyno.
Y en señal de verdadera Notificación les leí de palabra a palabra desde su primera línea hasta el fin de su escrito, citando y emplazando a dicho Concejo y singulares de él, para el tiempo y fines y efectos que en él se expresan.

Y respondieron dichos consejeros que lo habían oído y se tenían por legítimamente citados y emplazados. Y que respecto a lo demás, me harían testimonio verdadero componerse dicho lugar de cinco vecinos, un Regidor que les venía su elección de Benabarre, y que por no ser perpetuos sino anuales el alcalde y regidor, no han tenido ni tienen procurador síndico, a fin que alternando pudiesen dichos cinco vecinos, unos con exercicio político y otros sin él, descansar el año que a cada uno tocaba. Y también me aseveraron los dichos respondientes concejantes, entre ellos no haber pariente alguno de los litigantes Ballarines, ni casas comunes de Ayuntamiento de dicho lugar, y que en el sitio donde lo tienen normalmente es el que siempre se han congregado para cosas comunes y arduas. Y por tal puesto público y no privado lo han tenido y tienen en dicho lugar de Espluga, de tiempo inmemorial de que no hay memoria en lo contrario. Dicha notificación y propuesta fue hecha por mi dicho infraescripto notario y en dicho acto público en el citado lugar de Espluga, a cuatro días del mes de abril del año contado del Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, mil setecientos veinte y ocho, siendo a todo ello presente por testigos Remigio Tolo y Diego Ceresa, mancebos labradores naturales del mismo lugar de Espluga".



Dibujos de Espluga (Huesca) de Ramón Prior Canales, autorizada la publicación por su familia.  Fotos del Valle de Lierp y Valle de Bardagí, gentileza de José María Ariño Castel. "Cielo rojo" en el Turbón, de Jose Murciano.  


¿Qué era la ERA?

0
0

la ERA era...




un espacio de tierra donde se trillaban las mieses. En Campo hubo muchas, ya fuera al lado de la misma vivienda o bien al lado del pajar, cuando estaba separado del domicilio familiar. Nos explica Antonio Castel que casi todas ellas tenían el suelo de piedra, muy pocas eran de tierra. Antes de usarlas para trillar las acondicionaban. Repasaban las piedras a ver si había alguna rota y, en caso afirmativo, la cambiaban. Cuando el piso era de tierra había que mojarlo y después pasarle un rodillo por encima para dejar la superficie bien igualada.
En las eras se trillaba y aventaba, también se dejaban temporalmente los fajos de hierba. Cuando terminaban estos trabajos, se hacían servir para dejar corretear a las gallinas, y también se tenían allí los cerdos y vacas.
Tuvieron era en casa Altemir, Ancheleta, Armisén, Aventín, Español, Botiguero, Castillón (Foradada), Catalina, Chandemú, Chandoz, Elías, Franco, Güel, Jandegüel, Lázaro, Mariana, Mesón-Sermo, Ministro, Monchías, Pequeño, Rafela, Rosón, Rubiella, Safón y Toña.
Las eras estaban cerca unas de otras y  los trilladores de algunas de ellas se podían observar mientras trabajaban. Se realizaba la trilla en el mes de julio, durante los días más cálidos del año, cuando el sol aprieta fuerte. Los trilladores llevaban siempre un sombrero de paja en la cabeza y un látigo en la mano para arrear a las caballerías. También llevaban un pañuelo atado al cuelllo para que no les entrara el polvillo de la paja y espigas. Un cantador de jotas se dejaba oir de tanto en tanto, y se le podía escuchar desde varias eras. 
LA TRILLA
¿Qué es exactamente la trilla? pues es la operación que se llevaba a cabo para separar el grano de la paja. Mientras se desgranaban las espigas, se trituraba la paja, a la que también se hacía servir para varias funciones.  
Una vez acabada la siega, con el cereal en la era, el primer trabajo antes de empezar la trillada era extender la garba. A primeras horas del día, antes de salir el sol, se extendían en las era los fajos de trigo, gavilla a gavilla, para que perdieran la humedad, mientras se iban colocando en forma circular. Alrededor de las diez de la mañana empezaba la trilla. La forma más rudimentaria era que dieran vueltas unos burros o machos sobre la garba, hasta que ésta apareciera bien triturada y el grano quedara depositado sobre las losas. Una persona arreaba a las caballerías desde el centro de la trillada.
Con el tiempo, para realizar esta operación pasó a utilizarse el ruello, que consistía en un cilindro totalmente de piedra maciza que pesaba bastante. Tenía una gran asa de la que tiraban las caballerías y con su roce se deshacían las cabezas del trigo mientras machaba la paja.
Posteriormente se utilizaron los trillos de pedreña, que era una tabla larga con una cara con incrustaciones de pequeñas piedrecitas muy fuertes y cortantes, colocadas laboriosamente. Tenía la ventaja sobre el ruello de que era menos pesado, más eficaz y no machacaba el grano. La pedreña era bajada de unas canteras que había en Naspún.
Pero el trillo má eficaz y cómodo fue el trillo de ruedas cuchillas. Sobre la plataforma llevaba una silla sujeta, en la que podía ir sentada la persona que estaba dirigiendo a los animales, que tiraban del trillo.
Después de dar varias vueltas a la paja, para que soltara bien el grano, cuando estaba muy triturada y había desprendido todo el cereal sobre la era, se procedía a "tirar la palla al pallero". Los críos de la familia y vecinos eran invitados a saltar en el pajar, para "apretá la palla".

(Fuente: Antonio Castel Ballarín. Foto 1ª: era de Campo, de A. Castel. Imágenes 2ª y 3ª: era de la Rafela y era de Chandemú, por Joaquín Canales Pallarés). 

FELICES EN CAMPO: ESPECTACULO Y CENA

0
0


SOMOS FELICES EN CAMPO: eso es lo que han querido decir los niños y jóvenes del Colegio Cerbín de Campo y todo el pueblo que les apoyaba, ante la decisión de las autoridades estatales de eliminar los tres últimos cursos de la ESO de nuestra población. Para hacer notar el buen ambiente que reina entre todos los compañeros y contagiar a todo el mundo su alegría, los alumnos han ofrecido, el sábado 14 de junio,  un espectáculo musical. Imitaron a famosos cantantes, bailaron danzas de los países de origen de algunos de ellos y, ni que decir tiene, que actuaron como unos verdaderos profesionales y arrancaron un montón de aplausos de un público entregado.





A continuación, todos los vecinos de Campo que han llegado hasta nosotros desde otros países, algunos muy lejanos (Polonia, Rumanía, República Dominicana, Brasil, Argentina, Colombia, entre otros), prepararon una gran exhibición gastronómica que degustamos todos juntos. Desde luego, también los vecinos más  "antiguos" quisieron colaborar, y no faltó la paella, callos y otros platos locales, además de un gran surtido de repostería.  Un buen ambiente entre todos, que transmitía mucha energía positiva.
 

LAS BIRLLAS, UN DEPORTE QUE UNE

0
0
CONVIVENCIA Y COMPETICIÓN


El domingo 15 de junio, se ha celebrado en Campo la comida que anualmente tienen las socias de la Asociación "El Rampeu", formada por las jugadoras de birllas. No estaban todas, pues actualmente son más de 150, pero había un nutrido grupo. En esta ocasión, han celebrado el banquete (y utilizamos la palabra "banquete" deliberadamente) en el Hotel Cotiella. Como suelen hacer habitualmente dentro de los encuentros que se tienen con las jugadoras de  quilles de Benasque, una representación de ellas también fue invitada a la comida, siendo ésta una estupenda ocasión para pasar un rato agradable entre el equipo visitante y las vecinas del pueblo, y entre las socias más jóvenes y las que no lo son tanto.

                           

Después de la copiosa comida y con un sol abrasador, las disciplinadas deportistas se dirigieron al campo de las Escuelas, para hacer la exhibición. Formaron dos equipos, de ocho jugadoras cada uno (cuatro contra cuatro) y empezaron la partida simultáneamente. Un equipo jugaba con las birllas y otro con las quilles, mezcladas las deportistas de una y otra localidad, como sólo puede ocurrir cuando prima el amor al deporte por encima de una competitividad mal entendida.